Artículo 4 de 10

FIDEICOMISOS:

En la actualidad, la importancia estratégica de los fideicomisos como una herramienta útil y eficaz para el desarrollo de las actividades económicas de los hombres de negocios y sus empresas en México y el Extranjero cada día es más evidente, por lo que en “TodoSobrelaLey”  hemos concentrado una parte de nuestro menú de orientación y servicios profesionales enfocado al análisis, creación e implementación de este instrumento legal que permite un amplio y adecuado margen de maniobra en la planeación y estructura jurídica, financiera y tributaria de las actividades económicas.

Derivado del hecho que la figura jurídica del fideicomiso ha alcanzado una amplitud e importancia relevantes en la interrelación de las personas y los negocios, resulta claro que su observación sistemática y generalizada, partiendo de principios legales reconocidos, analice la relación jurídica y los beneficios de su aplicación en las empresas desde su nacimiento hasta su extinción, examinando la administración fiduciaria y previendo las consecuencias de derecho y las obligaciones en que incurren las partes, incluidas en estas las de los terceros, así como también sus aspectos conexos tales como la inexistencia y la nulidad.

La reglamentación actual del fideicomiso y de las operaciones fiduciarias se sustenta en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, así mismo en el curso de los últimos veinte años, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ha dictado diversas ejecutorias relacionadas con el tema.

Ahora bien, es importante señalar el que, congruente con la Ley y las Ejecutorias mencionadas, pueden ser objeto de “fideicomiso”, toda clase de bienes y derechos y la constitución de éste, deberá constar siempre por escrito.

La economía mexicana, tiene necesidad de restablecer, cuanto antes, un crecimiento sin inflación y con equidad que promueva un sistema productivo eficiente, capaz de competir y de crear bienestar para los habitantes del país, fortaleciendo en consecuencia la gobernabilidad; para reiniciar el proceso de crecimiento en forma estable y sostenida, debe propiciarse la inversión productiva que genera más y mejores empleos; la recuperación económica requiere impulsar el esfuerzo de inversión tanto pública como privada, nacional y extranjera en las áreas que las leyes asignan, convirtiendo a los fideicomisos en instrumentos viales y legítimos para la consecución de este propósito.

Todo proceso de inversión requiere de un régimen jurídico que ofrezca certidumbre, permanencia, transparencia y seguridad jurídica.

Tu Abogado