Artículo 5 de 10

El día de ayer entraron en vigor las reformas Constitucionales a los artículos 94, 103, 104 y 107 de la Constitución Política Mexicana en materia de Amparo, por decreto publicado el 6 de junio de 2011, estas reformas se relacionan a continuación por su relevancia y para el conocimiento de las mismas por nuestros lectores:

Se establecen los Plenos de Circuito, cuyo funcionamiento será regulado por la ley reglamentaria.

Se fijan prioridades para resolver los juicios de amparo, a solicitud del legislativo o ejecutivo, según el interés social o el orden público.

Se cambia redacción a normas generales en lugar de leyes federales, estatales, reglamentos  y tratados internacionales.Se incluye como materia del amparo los derechos humanos reconocidos en general por las normas.

Se deja a elección del actor someter los asuntos mercantiles a tribunales del orden común, cuando solo afecte intereses particulares. Se especifica que  los procesos por delitos federales solo serán competencia de los tribunales federales.

Se define constitucionalmente a la agraviada como la persona que aduce ser titular de un derecho o de un interés legítimo individual o colectivo, siempre que alegue que el acto reclamado viola los derechos reconocidos por la Constitución y con ello se afecte su esfera jurídica, ya sea de manera directa o en virtud de su especial situación frente al orden jurídico.

La Suprema Corte podrá emitir la declaratoria general de inconstitucionalidad de una norma, siempre que por amparo indirecto se establezca jurisprudencia sobre la inconstitucionalidad de una norma y la autoridad, notificada por la Corte, no haya subsanado dicha inconstitucionalidad en 90 días. Estas declaratorias deberán contar con el voto a favor de ocho ministros por lo menos. Esta regla no se aplica a normas tributarias.

En el amparo contra sentencias definitivas, laudos y resoluciones que ponen fin al juicio, el Tribunal Colegiado de Circuito deberá decidir respecto de todas las violaciones procesales, salvo que no se hayan invocado en un primer amparo, ni el Tribunal Colegiado correspondiente las haya hecho valer de oficio en los casos en que proceda la suplencia de la queja.

Se establece la posibilidad de presentar un amparo en forma adhesiva a cualquiera de las partes que intervinieron en el juicio con interés jurídico de que subsista el acto reclamado.

En materia administrativa el amparo procede, también contra actos u omisiones que provengan de autoridades distintas de los tribunales judiciales, administrativos o del trabajo, y que causen agravio no reparable mediante algún medio de defensa legal.

La Suprema Corte queda facultada para separar de su cargo al titular de la autoridad responsable si una vez concedido el amparo se repitiera el acto reclamado. Para que esto proceda, deberá obrar de mala fe.

Cuando por la sentencia proceda el cumplimiento sustituto, éste podrá ser solicitado por el quejoso al órgano jurisdiccional.

No podrá archivarse juicio de amparo alguno, sin que se haya cumplido la sentencia que concedió la protección constitucional.

Tu Abogado