Es un hecho que en estos tiempos modernos por los que atraviesa nuestra sociedad mexicana hemos encontrado múltiples foros Internacionales, Nacionales, Estatales y Municipales en donde se analiza, comenta, sugiere e incluso se implementan diversas ideas, medidas, normas, leyes, reglamentos y demás, sobre la problemática que presenta la “Agresividad Compulsiva Manifiesta” entre alumnos, maestros, padres de familia, tutores, personal académico y administrativo de las Instituciones Educativas de nuestro País, sin diferenciar en dicha conducta, rango, nivel educativo, condición social y económica de los individuos en general.

La Secretaría de Educación Pública del Gobierno del Estado de Durango, por conducto de su Secretario del Ramo, Señor Ingeniero Jorge Herrera Delgado, a distinguido con su confianza a nuestra Fundación Contra El Bullying A.C., para analizar algunas de sus propuestas y las de la Comisión de Educación Pública del H. Congreso del Estado de Durango así como del dictamen de la propia Comisión Legislativa Duranguense en relación con esta problemática inmersa en el ambiente escolar de una conducta de Agresividad Compulsiva Manifiesta; hoy ampliamente conocida con el nombre de origen sajón “Bullying” y generalizado también como “Acoso Escolar”.

Esta conducta, ahora tipificada por nuestra Carta Magna en su artículo primero, quinto párrafo, como una conducta violatoria de los Derechos Humanos, al determinar, que queda prohibida, en todo el territorio mexicano, toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil, o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Reconociendo que la agresividad compulsiva manifiesta no es un fenómeno privativo de nuestros tiempos, debemos sin embargo resaltar que la modernidad, transparencia, versatilidad y globalización de la sociedad la han exacerbado, por lo que, de las lecturas y análisis de los documentos que nos ha proporcionado el Estado de Durango, resaltan los extraordinarios y metódicos esfuerzos y la dedicación con los que los integrantes de la Comisión del Congreso del Estado, y los propios funcionarios de la Secretaría de Educación Pública, presididos por el Gobernador Herrera Delgado, han realizado en función de implementar estrategias para lograr construir un ambiente libre de violencia en su comunidad educativa; reflejo de su alto grado de comprensión de la problemática social que enfrenta la comunidad en general ante la implacable embestida del fenómeno progresivo de la Agresividad Compulsiva Manifiesta, hoy Bullying.

En la Fundación Contra El Bullying A.C., hemos intentado orientar nuestro enfoque y esfuerzos para prevenir y contrarrestar este fenómeno del Bullying en cinco áreas principalmente.

Primero: Llamando la atención de todos, sobre la inmensa dimensión del problema que, como sociedad enfrentamos; ello, mediante nuestra participación directa en conferencias dirigidas a la autoridades responsables de la educación en México, al personal docente y administrativo de los diversos centros educativos alrededor del País, a los padres de familia, tutores y alumnado en general.

Segundo: Preparando y publicando material didáctico, cortos metrajes, obras de teatro y lecturas que le permitan a la comunidad en general ampliar sus conocimientos respecto del fenómeno en cuestión.

Tercero: Diseñando sistemas que permitan a la comunidad educativa Nacional, detectar con oportunidad los diversos síntomas del fenómeno Bullying; quienes son los participantes de éste, y en que capacidad; actores activos generadores de la agresividad compulsiva manifiesta; actores pasivos receptores de dicha agresividad compulsiva manifiesta, actores indiferentes ante la manifiesta agresividad compulsiva, etc., etc.

Cuarto: Analizando los resultados de la aplicación de los sistemas diseñados y compartiéndoles en participación directa con los miembros de los consejos consultivos y directivos de los centros escolares según sea el caso, con la finalidad de establecer estrategias adecuadas para cada caso en particular, estrategias, que nos permitan corregir de inmediato las conductas que desvían la convivencia armónica y pacífica en el ámbito escolar.

Por último, coadyuvando con los expertos jurídicos de las diversas entidades Federativas, como lo es ahora el caso del Estado de Durango, participando activamente en la creación e integración de un marco regulatorio jurídico que nos permita a través de normas, procedimientos, reglas claras y precisas; armonizar, encuadrar, inhibir, tipificar y sancionar actos, conductas y manifestaciones de violencia cibernética, física y psicológica que se presenten en la comunidad y centros educativos a lo largo y ancho del territorio mexicano.

En esta última área de participación colectiva de nuestra Fundación Contra El Bullying A.C., se centrará nuestra participación a la que hemos sido convocados hoy, por el Estado de Durango, toda vez que al analizar las “Normas de Convivencia para Escuelas Secundarias del Estado de Durango” y El Dictamen del Congreso Duranguense que contiene diversas Reformas y Adiciones a la Ley de Educación Pública del Estado de Durango.,

Nos parece que habrá que integrar con claridad principalmente en el proyecto de decreto de Ley propuesto, cuales serán las consecuencias y las sanciones, para quien o quienes participen en conductas que fracturen y perturben el marco regulatorio de convivencia propuesto, cuando por ejemplo “un estudiante o grupo de ellos intimida a otro: Le dice cosas mezquinas o desagradables; se ríe de él; le llama por nombres molestos o hirientes; Le ignora completamente, le excluye de su grupo de amigos o le retira de actividades a propósito; le golpea, le patea y empuja, o le amenaza; cuenta mentiras o falsos rumores sobre él; le envía notas hirientes o las transmite a través de medios electrónicos y trata de convencer a los demás para que no se relacionen con él; cuando un estudiante está siendo molestado repetidamente de forma negativa y dañina; cuando estas cosas ocurren frecuentemente y es difícil, para la víctima, defenderse por sí mismo y el personal docente y administrativo de la Institución Educativa, además de los padres de familia y/o tutores permanecen indiferentes” ¡Cuales serán las consecuencias y sanciones! Para unos y otros, insistimos; cuales son las sanciones para alguien que almacene y distribuya fotos de una compañera o compañero desnudo (sexting); la persona que sea el autor de esa conducta (sexting), si lo hace fuera del horario escolar, pero lo distribuye en la escuela, ¿cuales consecuencias y que sanciones enfrenta?, quien acosa o realizan conductas típicas de Bullying, tanto para esta o estas personas como para sus seguidores, ¿cuales serán las consecuencias y sanciones?, ¿para el profesor (a) que presencia interacciones de acoso/bullying en su clase y no interviene ni las reporta?, ¿que sanciones enfrentará aquel profesor(a) que incita el acoso/bullying entre sus compañeros o entre sus alumnos?, o aquellos profesores que ponen en practica estrategias de control en formato de bullying en contra de sus alumnos y, ¿los alumnos que hacen lo mismo al profesor?. ¿Qué sanciones establecer al ciber-bullying que se hace fuera de la escuela, pero que genera exclusión y acoso dentro de la misma? ¿Cuales serán las consecuencias y sanciones para aquellos padres de familia y/o tutores de los agresores que no lo reconocen o quieren reconocer? ¿Los padres de familia y/o tutores que desacreditan a la escuela por medio de correos electrónicos por ejemplo o padres de familia y/o tutores que desacreditan a un niño o niña con la finalidad de que sean excluidos, que sanciones enfrentarán? ¿Las maestras que distribuyen entre los padres de familia y/o tutores información de las conductas de ciertos niños dentro de la escuela con la finalidad de excluir, serán separados, sancionados? Y la lista podría ser interminable

¿deberán éstas integrarse específicamente como está propuesto en el dictamen de referencia en un reglamento cuya implementación deberá esperar 90 días para su elaboración?, cuando que en la experiencia y práctica cotidiana de este tipo de ejercicios legislativos, con asombro y tristeza constatamos que dichas reglamentaciones simplemente no se dan, se legisla a destiempo o simplemente, no se legisla, a pesar de que el Congreso del que se trate tenga la obligación implícita en la misma Ley de hacerlo y en un plazo determinado por la misma la Ley que el Congreso emana, pero que gráficamente y a manera de ejemplo actualizado no se cumple; como en el caso concreto del artículo 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que hoy por hoy no cuenta con una Ley Reglamentaria actualiza como lo es, la Ley de Amparo y como esa, muchas otras que por años han carecido de reglamentación, lo que hace de dichas Leyes; Leyes incumplibles.

Por ello invitamos a la reflexión de implementar por iniciativa del Ejecutivo del Estado de Durango y a nivel Federal de ser prudente por el Presidente de la República, una iniciativa de Ley Reglamentaria para todas las Instituciones Educativas del País.

Las consecuencias de no hacerlo así, se encuentran evidentes en la sociedad mexicana que ha enfrentado abruptamente la realidad de una delincuencia,  organizada o no, con miembros que han dado muestras claras de su falta de civismo, conciencia, decencia, probidad, moral y de ser además, muchos de ellos, sanguinarios.

Consideramos imperante el contar de inmediato con una Ley reglamentaria, para lo que proponemos que en un periodo no mayor de 45 (cuarenta y cinco) días contados a partir del día de hoy, en conjunto preparemos dicho instrumento para su análisis, discusión y aprobación en beneficio de todos.

Tu Abogado